sábado, 27 de noviembre de 2010

Dos tipos de cuidado en Madrid

En esta ocasión la lente inquieta de Omar Pimienta, nos presenta las siguientes instantáneas de dos tipos de cuidado por Madrid. Al primo, un agradecimiento enorme por sus días en la capital de Spañia.








jueves, 18 de noviembre de 2010

Presentación de libro

Mientras tanto en la Ciudad de las Palmeras...
Otra excelente fotógrafa, Saraí Ramírez Vuelvas, nos regala una serie de instantáneas sobre el académico José Luis Ramírez Dominguez. Como se podrá apreciar, las imágenes presentan al escritor, justo en los momentos cuando se leían los comentarios a su último impreso, Vizcarra, Gesta universitaria en la Revolución, en la Hemeroteca y Archivo Histórico de la Universidad de Colima. La crónica oficial del evento, pueder ser leída en el siguiente boletín.












Lectura de poemas de Omar Pimienta

Los buenos oficios de la fotógrafa Sandra Velazquez Alcaraz, además de su talento innato para la video cámara, nos regalan las siguientes imágenes de la lectura de Omar Pimienta en Casa América, dentro del ciclo La estafeta del viento, que organiza dicha institución. En las primeras tomas, podrán observar algunos de los personajes implicados en el evento; al finalizar, las virtudes camariles de San, nos regalan un video sui generis donde el espectador se puede deleitar, con la conmovedora lectura del poeta tijuanense.




video

sábado, 13 de noviembre de 2010

Omar Pimienta en Casa América, Madrid

Ámos a ver al primo!




Escribo desde aquí.

Lectura de poemas.

Ciclo La Estafeta del Viento.

Participa: Omar Pimienta (México).

Presenta: Julia Escobar (España).

Fecha: miércoles 17 de noviembre.

Hora: 19.30.

Entrada libre.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Babel de Hispania

Mi texto "Babel de Hispania: México en el IV Centenario del Descubrimiento de América", incluido en las memorias del XIV Encuentro de Latinoamericantistas Españoles. Léelo aquí!

lunes, 8 de noviembre de 2010

Caminos de Irlanda




Me miro
poseído por cada
uno de sus cabellos

: las horas

pendientes
de mis labores cotidianas

me miro
hablando sólo de ella
mirarla
en todas partes

me miro
dolerme
deletreando
plácidamente
el nombre
de su ausencia

cubrir obseso
su piel
con todo lo que hago

: las cuatro estaciones

de su cuerpo
contra el tiempo.

Comida con Mara y José Ramón en La Granja de San Ildefonso (Segovia). I

Nos despertamos tarde. Luego, mientras San se secaba el pelo, yo trataba de escuchar Exile on main Street, de Rolling Stone. Le hicimos una rato a la bailada hasta que se nos hizo más tarde, y nos fuimos a Príncipe Pío para tomar el bus rumbo a Segovia. Estas son algunas vistas del camino:





Pero antes de llegar a Segovia, ¡vimos un ovni!


Je, no cierto. Lo que sí es que estuvimos en la estación de autobuses de Segovia un ratotote. Joserra, que estaba de Chef, hablaba y hablaba al celular, desesperado por la incomprensible y proverbial puntualidad mexicana. San también estaba ansiosa, aunque desde la estación había buenas vistas de la Catedral.


Decidimos tomar un taxi para llegar a La Granja.


Poco después de las tres, por fin llegamos a la Puerta de Segovia del Real Sitio de San ildefonso (todo eso... y más!)


martes, 2 de noviembre de 2010

Calaveras de David Chávez

Escríbenos el inigualable Deiv Cheves,
unas calaveritas para estos muertos en vida:
Carlos verseaba trapeando
mientras veía al Barsa jugar
el timbre estaba sonando:...
-¡ya voy, dejen de chingar!
Cuando abrió la puerta
se quedó anonadado
con esa figura coqueta
de cuerpo despellejado.
-¡Ay, Carlitos, ya se te hizo,
este es tu día de suerte:
el destino así lo quiso,
ven conmigo!, dijo La Muerte.
-No, mi Flaca, hoy no puedo:
están goleando al Rial Madrí
y en esas cosas yo no cedo.
Si quieres ven mañana por mí.
La Muerte se dio una encabronada:
-¡ni madre, nos vamos ahorita!
A mí me vale una chingada
quién gane a quién en esa cascarita.
* * *

Sandra llegó en ese momento
y se dio cuenta de lo que pasaba.
Saludó con mucho tiento...
mientras Carlos ya lloraba.
-Catrina, déjalo otro rato:
no ha hecho la comida.
Propongo que guise un plato
y que su sazón decida.
Sandra convenció a la Muerte
y Carlos se puso a cocinar
lo que pensó era su fuerte
y que a todos iba a gustar:
una birria bien caliente
y tortillas acabadas de sacar.
Los tres comieron a gusto,
dejaron los platos brillando.
La Flaca se echó un eructo
y dio su dictamen fumando:
-Lo siento mucho, Sandrita,
a Carlos me he de llevar:
la birria estaba exquisita
pero le faltó recapacitar:
¿dónde está la cervecita
para el taco poderme bajar?
* * *
Carlos la razón entrega:
-esa cerveza que te gusta,
Calaca, a Madrid no llega...
...si quieres tengo tuxca.
-Ni madre, te tengo que llevar.
Despídete de mi comadre,
nomás no vayas a chillar,
o a hacer algún desmadre.
Y a la tumba se llevó
a Carlos Ramirez Vuelvas,
en un pozo hondo lo tiró,
lo lloran muchos poetas.